Tu huerto urbano en Málaga

plantar tomates en huerto urbano
07 Feb, 2019

    ¿Has oído hablar mucho de los huertos urbanos? ¿Tienes un amigo que ha plantado uno y es su tema de conversación favorito? No estás solo en el mundo.

    En un mundo con ciudades cada vez más grandes y estresadas, cultivar tus propias verduras y hortalizas puede ser también una actividad que aporte algo de paz, funcionando como terapia antiestrés.

    ¿Cómo hacer el tuyo?

    Empieza por decidir el espacio que tienes y puedes destinar a ello. No requerirá lo mismo ni tendrán el mismo uso un par de macetas en un balcón, que un par de metros cuadrados en un jardín. Si son macetas solo tendrás que asegurarte de hacerle un par de agujeros de drenaje. Si vas a ponerte manitas y hacer algo más elaborado, te recomendamos estas ideas de FerryHogar, uno de nuestros comercios.

    Espacio con 5 horas de luz al día

    Estamos en Málaga y este punto no será un problema. Procura que no sea luz directa y que tenga también horas de sombra.

    Sustrato y elección de plantación

    Una buena tierra es sinónimo de un buen crecimiento. Las hortalizas en general requieren que sea rico en nutrientes, pero para decidir la acidez te tendrás que guiar por las recomendaciones concretas para cada tipo.

    ¿Qué es lo que más consumes en tu casa?

    Los tomates cherry suelen ser una planta agradecida a la hora de cultivarla y las lechugas suelen ser un ingrediente básico en todas las casas. Si quieres innovar un poco más, puedes probar con pepino o calabacín.

    Por otra parte, si prefieres especias o hierbas aromáticas como el tomillo, la albahaca y el perejil, mucho ojo, porque son vegetales más delicados ante los factores externos.

    Riego y cuidados

    Es otro proceso indispensable en el cultivo. Uno de los problemas más clásicos es pasarse con la cantidad de agua en el riego, “ahogando” a nuestras propias plantas.

    Respecto a los pesticidas, estos son totalmente necesarios para evitar plagas. Actualmente hay opciones ecológicas con cantidad reducida de sulfitos. Además, para usar menos, puedes combinar tu plantación con “repelentes” naturales de ciertos bichos: la albahaca repele la mosca blanca y el ajo es efectivo ante numerosas bacterias o insectos.

    Disfrute final

    El dicho “del huerto a la mesa”, previo paso por debajo del grifo, nunca fue más cierto. Tu lista de la compra tendrá un par de ingredientes menos y tus recetas, un aliado natural más.

    «
    »

    1 Comentario:

    • Stephnie Tollefsrud julio 18, 2019

      Genial justo esto es lo que me faltaba para terminar mi trabajo, al fiiiiin T.T GRACIAS!

      Reply

    Deja un comentario:

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *