Coche parado durante toda la cuarentena: revísalo por tu seguridad

revision-coche-malaga
14 May, 2020

    Ante la actual desescalada que ya se está poniendo en marcha, es recomendable que nuestro vehículo pase una revisión antes de que vuelva a circular, ya que al estar sin utilizar durante el periodo de cuarentena, puede que algunos elementos del mismo hayan sufrido.

    Los especialistas en mecánica y mantenimiento del vehículo, recomiendan que los mismos propietarios de los vehículos, revisen algunos aspectos, aunque es necesario llevarlo a un taller, puesto que son profesionales y saben lo que es necesario para que tu automóvil pueda volver a circular con seguridad.

    A continuación, te dejamos aquellos elementos que puedes revisar por ti mismo:

    • ITV y papeles al día. Son detalles muy importantes que te pueden jugar una mala pasada. La Inspección Técnica de Vehículos, es algo que solemos tener más presente, aunque también debes comprobar la caducidad de tu póliza de seguro, así como la fecha de caducidad de tu permiso de conducir y consultar tu saldo actual de puntos.En este sentido, recuerda que durante el estado de alarma la ITV permanece cerrada y sin servicio de cita, y la vigencia de tu revisión se alarga hasta que se retome el servicio. Toda la información, aquí.
    • Revisión visual. Simplemente, comprueba dando una vuelta alrededor de tu vehículo, la existencia de algún tipo de mancha sospechosa en el suelo. Abre el capó y observa el líquido de aceite y otros que pudieran haberse derramado por algún motivo. Las correas y los manguitos de refrigeración también debes revisarlos y, para finalizar, el estado de los neumáticos.
    • Neumáticos. Debes verificar la presión del aire y el estado de los neumáticos, para circular con las prestaciones óptimas que ofrece el fabricante, no sólo por tu propia seguridad, sino para garantizar la seguridad de los demás. Así mismo, si dispones de una rueda de repuesto, deberás también comprobar su estado, nunca se sabe cuando te puede hacer falta.
    • Niveles de líquidos. Este paso es muy importante, ya que afecta directamente al correcto funcionamiento del motor. No lleva mucho tiempo y evitarás sorpresas desagradables en un futuro, ya que algunos de estos líquidos pueden disminuir por la evaporación. Por ello, deberás comprobar:
      • Aceite. Con la varilla, observa el nivel de aceite y, si está por debajo del mínimo establecido, añádele más cantidad, pero hazlo poco a poco, ya que también es perjudicial si lo llenas en exceso. Lo ideal es que el nivel se encuentre cerca del máximo, pero sin llegar a él. Muy importante hacer la comprobación siempre en frío y con el vehículo inmovilizado, sobre una superficie horizontal. Además, deberás rellenarlo con el mismo tipo de aceite, no es recomendable mezclar diferentes aceites.
      •  Refrigerante. Debes comprobar que se encuentra en el nivel idóneo en el vaso de expansión, lo mismo como con el del aceite. Es esencial que el motor esté frío y abrir el tapón con cuidado.
      •  Líquido de frenos. El nivel del líquido de frenos no debe variar. Si está por debajo del mínimo recomendado, seguramente sea porque las pastillas y los discos de freno están muy desgastado. Si manipulas este líquido, ten precaución puesto que es muy corrosivo.
      •  Lava-parabrisas. Comprobar el nivel del depósito del limpia-parabrisas es una acción sencilla e igual de importante que las anteriores, puesto que los cristales del vehículo deben estar limpios, para que el conductor sea capaz de conducir correctamente, sin ningún tipo de impedimento visual causado por suciedad.
    • Escobillas lava-parabrisas. Para poder limpiar correctamente el parabrisas de nuestro coche, es vital que el estado de las escobillas sea el adecuado. En caso de que tengan algún tiempo o se vean estropeadas, deberás cambiarlas por unas nuevas.
    • Batería. En más ocasiones de las que nos gustaría admitir, nosotros mismos somos los culpables de descargar completamente el nivel de la batería de nuestro coche por algún despiste, como dejarse las luces encendidas o el contacto puesto de la llave. De hecho, si durante toda la cuarentena, no has arrancado de vez en cuanto tu coche, sé cauteloso, porque lo más probable es que esté bajo de batería. Si ves que, cuando arrancas el coche le cuesta, incluso más de lo habitual, no te arriesgues y llévalo a un taller.
    • Luces. Revisar el reglaje de los faros es esencial, ya que como no apunten a donde deben, no seremos capaces de ver nada mientras conducimos en situaciones de reducida visibilidad, además de que iremos deslumbrando al resto de conductores, lo cual es muy peligroso. Aparte de las luces cortas y largas, también debemos verificar los indicadores de dirección (intermitentes), las luces de frenado y la de marcha atrás. Los testigos del salpicadero hay que comprobarlos siempre que nos subamos, y en el caso de que no se apagaran, o que nosotros no seamos capaces de solucionar el problema, se deberá llevar el vehículo a un taller especializado.
    • Habitáculo. La limpieza y el orden del interior de nuestro vehículo, es igual de importante que los anteriores elementos y, más ahora que nunca debemos tenerlo presente, para así evitar la propagación del COVID-19. El confinamiento ha otorgado una buena oportunidad para aprovechar ese tiempo libre extra y realizar una limpieza exhaustiva de nuestra casa, pero si te ha pillado el toro, siempre puedes acudir a Naturauto cuando reabra: economiza el uso de agua mediante un sistema a vapor y, cuida tu coche por dentro y fuera con productos no agresivos.

    Recuerda llevar tu vehículo periódicamente a un taller de reparación y mantenimiento de automóviles. Cumplirás con tus obligaciones y alargarás la vida de tu automóvil.

    «
    »

    Deja un comentario:

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *